ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Pero, ¿cuál escoger?

SOLICITE CATÁLOGO A PRECIOS DE FÁBRICA

Comparativa de bombillas de bajo consumo que existen en el mercado led

En el mercado hay bombillas de bajo consumo muy diversas, variando según la tecnología, el uso que se les vaya a dar y el objetivo buscado. Podréis seleccionar entre fluorescentes, led y halógenas; sistemas ampliamente usados hoy en día que comparten una característica: os harán ahorrar en la factura eléctrica.

Ahora bien, la cosa no se queda ahí, pues resulta que este tipo de bombillas están diseñadas para convertir toda la energía recibida en luz; evitando las dispersiones convertidas en calor (tan propias de las incandescentes). De hecho no solo es que consuman menos al aprovechar mejor “lo que llega”, sino que también os darán la oportunidad de contar con más luminosidad gracias a la manera en la que están ideadas. Ahí es nada.

Pero, ¿cuál escoger? De ello vamos a hablar en esta ocasión, así que no dejéis de leer y tomad nota.

Bombillas de bajo consumo, ¿cuál escoger?

Como os comentaba la inicio, en el mercado hay básicamente tres tipos de bombillas que podríamos considerar de bajo consumo: las fluorescentes, las led y las halógenas. Vamos a verlas de una en una:

Halógenas

Podríamos decir que este tipo de bombillas de bajo consumo son las herederas directas de las incandescentes de toda la vida, pues su principio de funcionamiento es el mismo. Todo se reduce a un filamento metálico que reacciona con los gases de la cámara. Ahora bien, como os imaginaréis hay un gran “pero”; y es que el filamento de tungsteno se encuentra rodeado de un gas inerte y de cierta cantidad de gases halógenos (como el yodo o el bromo). Ésta combinación hace que el filamento mejore su rendimiento y aumente su vida útil.

Estas bombillas también tienen otro punto que las diferencia de las de antaño: el material de la cámara es cuarzo, un elemento que soporta mucho mejor el calor (lo que permite optimizar la energía).

Este tipo de bombillas de bajo consumo son las que en líneas generales dan mejor luz, pues su rendimiento por vatio es bastante elevado. Además la luz es cálida y el enciendo rápido, por lo que no hay que esperar a que lleguen a su punto álgido (como sí pasa con las de descarga e incluso con las fluorescentes). Pero por otra parte también hay que saber que duran bastante poco, llegando a tener una vida útil de poco más de 2.000 horas. Y claro, si tenemos en cuenta su precio veremos cómo no son tan rentables como en un inicio nos podría decir el dependiente de la tienda.

Led

Las bombillas led basan su funcionamiento en los diodos que las componen, pues disponen de un sistema reflector que permite convertir las ondas de luz en tonalidades base como el rojo, el verde, el azul o el amarillo. De hecho incluso se pueden generar colores múltiples realizando combinaciones RGB (es como se logra el blanco, mezclando azul y amarillo).

Este tipo de bombillas de bajo consumo tienen la característica de durar bastante más que el conejito de Duracell, pues dependiendo del modelo pueden pasar de las 100.000 horas (mucho muchísimo). Así que si las comparáis en este aspecto con las halógenas es para reírse. Más aún cuando valen poco más y también son instantáneas al encenderse.

Eso si, resulta que si bien las led son las bombillas de bajo consumo que menos potencia gastan (se ahorra hasta un 90%) no menos cierto es que su fabricación no es respetuosa con el medio ambiente, pues se emplean minerales peliagudos con la natura. ¿Os preocupa este punto? ¡Pues también hay solución, pues resulta que se están sacando al mercado leds orgánicos! Se les conoce como OLED (la “o” es de “organic”). No son tan eficientes, pero aún así no están nada mal.

Fluorescentes

En este apartado nos encontramos con los fluorescentes led - convencionales y con todas aquellas bombillas que comparten el método de funcionamiento pero varían en su diseño; es decir, que también incluimos a las fluocompactas,

Independientemente del aspecto o tamaño del tubo en cuestión os encontraréis en su interior con un vacío parcial y una diminuta cantidad de mercurio. Al pasar la corriente eléctrica a través del mercurio éste emite luz ultravioleta, por lo que los ojos humanos no son capaces de verla. ¿Solución? Un revestimiento de fósforo, encargado de convertir esta radiación en luz que sí podamos percibir.

Este tipo de bombillas de bajo consumo tienen la cosa buena de que son muy eficientes (no tanto como los led), baratos y fácilmente localizables en comercios y grandes superficies. En su contra nos encontramos con que tardan varios segundos en descargar toda la luminosidad y de que se deterioran bastante rápido (especialmente si se andan apagando y encendiendo cada dos por tres).

Los usos a los que destine cada tecnología variará según el emplazamiento, pero a grandes rasgos podéis considerar las bombillas led y las halógenas para uso rutinario y para lugares donde se requiera un haz de luz estrecho. Mientras que las fluorescentes son bastante frecuentes y útiles en espacios abiertos como garajes (lugares donde no se ande encendiendo y apagando cada dos por tres y donde la luz necesaria no deba ser optima inmediatamente).

Ahora bien, independientemente de que escojáis un sistema u otro aseguraros de que compráis lo que realmente necesitáis. Es decir, que os fijéis en el tipo de casquillo, un error muy común cuando nos encontramos ante una instalación no frecuente; en la luminosidad, un parámetro que os indicará cuánta luz da una bombilla (se muestra en lúmenes (lm) y en luxes (lux)); en el ángulo del foco, que os dirá si va a alumbrar un punto determinado o todo lo que pille; y en la temperatura, que no es otra cosa que el color de la luz (1.800 k es rojizo, 3.000 k es amarillento y de 7.000 u 8.000 k para arriba es blanquecino).

Y por último recordad cómo a la hora de comprar es imprescindible ver y contrastar la información que os facilite el fabricante y la tienda en cuestión, pues más allá de que dos bombillas de bajo consumo puedan estar basadas en la misma tecnología se puede dar el caso de que sus prestaciones varíen bastante.

Rating 4.3 / 5 (3 valoraciones, para valorar debe estar registrado) facebook led.tienda twitter led.tienda google+ led.tienda

TIPO BOMBILLAS LED

CONSEJOS BOMBILLAS LED

FOCOS LED

ILUMINACIÓN LED

LAMPARAS LED

LED DE

LUCES LED

LUMINARIAS

OTROS PRODUCTOS

OTROS TIPOS DE LED

USOS DE BOMBILLAS LED

CONTACTANOS

Teléfono: 925 530 072

Email: web@led.tienda

NOSOTROS LE LLAMAMOS

DONDE ESTAMOS

en toda España. Madrid ,Barcelona, Malaga, Valencia, Zaragoza ,Sevilla , Almeria, Las Palmas, Cádiz, etc… Teléfono: 925 530 072