ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Gastar en corriente eléctrica solamente cuando sea necesario

SOLICITE CATÁLOGO A PRECIOS DE FÁBRICA

¿Cómo ahorrar utilizando led de alta luminosidad?

Los led de alta luminosidad han revolucionado el mercado de la iluminación desde que comenzaron a venderse como alternativa real a halogenos de alta capacidad e incluso a lámparas de descarga. De hecho, en estos momentos, si bien este no es el campo donde mejor se defienden los led, han sabido hacerse con un hueco importante; y todos los datos indican que en un futuro no muy lejano dominarán totalmente la escena. Es más, poco les falta en estos momentos.

Ahora bien, esto no quiere decir que se haya acabado con el problema del consumo, pues aún con led de alta luminosidad, el gasto sigue siendo significativo si se tiene en cuenta una instalación permanente (comercios, industria, vías pública, etc.). Por ello en esta ocasión vamos a ver cómo podéis ahorrar utilizando led de alta luminosidad.

Instalación de sensores de movimiento

¿Tenéis encendidos led de alta luminosidad en zonas donde no suele pasar nadie? Como os estaréis imaginando no es una buena idea, ya que la luz básicamente se pone para que las personas puedan ver. Y bueno, si no hay personas…pues eso.

La solución pasaría por poner sensores de movimiento conectados a las luminarias. Esto os permitirá gastar en corriente eléctrica solamente cuando sea necesario.

Realizar un estudio lumínico

Los estudios lumínicos os permitirán conocer qué tipo de luminarias necesitáis para dar cobertura al mejor precio, así que os recomendaría que os dierais una vuelta por donde un especialista que preste este tipo de servicios. Veréis que la inversión la recuperáis rápidamente.

Instalación de la potencia necesaria

Este es uno de los problemas más frecuentes a la hora de instalar led de alta luminosidad. Muchos piensan que cuanto más potente sea la bombilla en cuestión mejor será. Y bueno, la verdad es que eso no es cierto. De hecho, si os pasáis, podréis estar dañándoos la vista; además de que desperdiciaréis energía a raudales.

Emplear reflectores

Los reflectores os servirán para rebotar los haces de luz generados por el led de alta luminosidad, de tal manera que el efecto se amplíe y se dirija hacia un punto en específico. Algo así como si en vez de hablarle a una pared utilizarais un megáfono. La señal se ampliará.

Ángulos de apertura

Si el led de alta luminosidad emite haces hacia todos los lados estaréis perdiendo parte de la luz; y encima, si estáis en exteriores, generaréis contaminación lumínica. Así pues la solución pasa por que seleccionéis ángulos de apertura lo suficientemente estrechos como para cubrir el área deseada. Es precisamente una de las cosas que se contemplan en los estudios de iluminación de los que os hablaba más arriba.

Marca

No es la primera vez que os comento esto, pues así lo pienso: emplead marcas reconocidas. Y a decir verdad la explicación para ello es sencilla y nada tiene que ver con la marca en si, sino con la calidad. Debéis tener en cuenta que las marcas más reconocidas del mercado deben exponerse a la opinión de medios especializados, de grandes compradores y de consumidores en general, lo que hace que la presión mediática por cumplir ciertos estándares de calidad sea constante.

Las marcas con poco reconocimiento (o directamente sin reconocimiento alguno) no viven este “problema” y se pueden permitir tener manga ancha si los accionistas buscan beneficio rápido a costa de lo que sea -algo que suele ser habitual-. Pero ojo, que con ello no quiero decir que todas las marcas desconocidas sean así, porque no; simplemente quiero daros a entender que las probabilidades son mucho más altas. Y claro, en una instalación de cierto calado jugársela no es una opción (además que lo que os ahorraréis por una parte lo acabaréis pagando por otra).

Os recomiendo que utilicéis marcas de las que se puedan encontrar fácilmente en la red comentarios hablando sobre las experiencias vividas con los led de alta luminosidad. Ahí van dos propuestas: KDE y Philips. Tenéis muchas más marcas.

Negociar tarifa eléctrica

Desde hace no mucho tiempo el mercado del suministro eléctrico está liberalizado en España -aunque en la práctica no sea tan bonito como parece-. Y bueno, si bien entre un proveedor y otro no hay mucha diferencia, sí que podría haberla si negociáis una tarifa determinada. Eso puede hacerse si tenéis un consumo medianamente elevado. En este punto convendría que consultarais con las empresas suministradoras.

Temperatura de luz

La temperatura de la luz nada tiene que ver con el calor que pueda haber en la superficie de una bombilla -hay mucha gente que así lo cree-, sino que se refiere a un experimento de laboratorio mediante el cual se aplica calor a un cuerpo negro. Este, según se vaya ampliando la temperatura, irá emitiendo ciertos haces de luz que irán cambiando de frecuencia. Esto en la práctica significa conseguir tonalidades de luz que van desde los amarillentos hasta los blanquecinos. De hecho, para que os hagáis una idea, una bombilla incandescente de toda la vida tiene entorno a 1.800 kelvins (la unidad térmica en la que se mide este parámetro), mientras que una de “luz natural” tendría unos 6.000 kelvins.

Ahora os estaréis preguntando qué tiene que ver esto con el ahorro energético, ¿verdad? Pues os diré que directamente, nada, pues independientemente de la temperatura de luz el consumo será el mismo. Pero claro, hay un efecto secundario que si interviene: las personas, cuando se encuentran expuestas a una temperatura de luz más baja, tienden a incrementar la potencia para masificar los lúmenes; consumiendo así mucho más que si desde un inicio se hubiera puesto una bombilla más blanquecina. Es más fácil ver con estas.

En definitiva, para ahorrar con las led de alta luminosidad, hay que tener sentido común y confiar en un experto en estudios lumínicos, ya que nadie os podrá asesorar mejor en base a vuestras necesidades particulares.

Rating 4.9 / 5 (1 valoraciones, para valorar debe estar registrado) facebook led.tienda twitter led.tienda google+ led.tienda

TIPO BOMBILLAS LED

CONSEJOS BOMBILLAS LED

FOCOS LED

ILUMINACIÓN LED

LAMPARAS LED

LED DE

LUCES LED

LUMINARIAS

OTROS PRODUCTOS

OTROS TIPOS DE LED

USOS DE BOMBILLAS LED

CONTACTANOS

Teléfono: 925 530 072

Email: web@led.tienda

NOSOTROS LE LLAMAMOS

DONDE ESTAMOS

en toda España. Madrid ,Barcelona, Malaga, Valencia, Zaragoza ,Sevilla , Almeria, Las Palmas, Cádiz, etc… Teléfono: 925 530 072